Decepción con Bachata Rosa

Este es el restaurante perfecto para las fotos y el postureo, pero si te gusta comer bien escápate! hay otros muchos lugares donde comerás mucho mejor y a la mitad de precio..

Aunque ya algunos conocidos me habían avisado de que su experiencia no fué muy positiva…  decidimos ir igualmente (a pesar de que no me lo habían recomendaron para nada) ya que yo tenía muchas ganas de probarlo desde su apertura hace así como dos o tres meses. Quería ir y decirle a la gente, pues mira a mí me ha gustado!…pero tristemente no ha sido así, sumándome a la lista de decepcionados con el Bachata Rosa de Punta Cana.

Soy una gran fan de Juan Luis Guerra y de su música y realmente pensaba que el lugar estaría genial, ya que el aspecto cuidado desde fuera así promete,pero realmente fué una experiencia decepcionante para mí. Seria uno de esos lugares a donde no repetiría.

Os cuento como fué nuestra noche, ya que creo que el marketing a veces supera a la calidad de los lugares jejeje

Llamamos para reservar mesa y nos envían un mail con la confirmación de la reserva, esto me gustó, ya que si te despistas en algún momento siempre lo tienes en el celular para consultarlo.

Elegimos mesa en terraza porque normalmente los restaurantes aquí suelen tener el aire acondicionado muy fuerte y siempre salgo resfriada de estos sitios, por eso normalmente elijo terraza, ya que además la temperatura estaba estupenda esa noche.

Llegamos y nos encontramos así como unos ocho camareros cada uno a lo suyo, y dos señoritas atendiendo a una tablet con “gran concentración” tanto que ninguno de ellos al parecer se daba cuenta de que habíamos llegado. Me acerqué a un camarero para que me indicase cual era nuestra mesa y él a su vez llamó a las señoritas, que al parecer son las encargadas de recibir y sentar a los clientes jejejeje

Nos sentamos y rápidamente nos traen las cartas de vinos y de menú, hasta ahí todo normal….

Pedimos bebidas y ordenamos nuestra cena… esperamos bastante pero como estábamos charlando y ojeando whatsapp tampoco esto fué un problema. El encargado de nuestra mesa se acercó y nos preguntó si nos habían servido el aperitivo de la casa… cómo? tienes cinco mesas a tu cargo y no lo has visto jejeje, no pasa nada, ya hasta me hacen gracias esta clase de cosas. Nos traen el aperitivo de la casa, una arepa colgando de una especie de tendedero insípida y sin gracia… tal como le echamos la mano para probarla zas! señores aquí le traemos su primeros platos jejej y yo me preguntaba (ahora donde va caber todo esto encima de esta pequeña mesa) le digo llévense el tendedero gracias 🙂 porque si no, me dejan todo aquello allí encima sin sitio para poder moverse.

Yo pedí de primero Vieiras en su concha a la mantequilla… la cara que se me quedó cuando me trajeron el plato fué de alucine jejejee, un plato con fuego prendido que el camero a poco más se tuesta sirviéndome, pero mi cara no era de alucine por el espectáculo del incendio, sino por las vieiras…porque realmente no eran vieiras! eran volandeiras (zamburiñas) y cuando quise hincarle el diente oohhh sorpresa! estaban totalmente pasadas, traían como un queso rayado fundido que venía ya solidificado, ni con cuchillo lo dabas pinchado, aviso al camarero… éste me deja con media palabra en la boca, regresa con un maitre que de nuevo me pregunta que es lo que le pasa a mi plato jajaja. Es que no lo ven? que no hay quien le pueda hincar el diente a esta volandeiras? (por que señores soy gallega y una vieira y una volandeira no son lo mismo, así que por favor, cambien el nombre en la carta) el maitre medio con cara de cruzado me dice … quiere que le preparen otra? jajja pues claro que quiero otra! o está esperando a que me trague esto con concha y todo? y mi chico se pidió mini arepas de ropa vieja, se vé que había poco gas en los fogones ese día, porque la masa estaba totalmente cruda…pero bueno él se las comió lo mismo.

Nuestros segundos eran arroz cremoso de boletus y concón de paella. El arroz cremoso se iba dejando comer, nada del otro mundo pero comestible. Pero el concón de paella era una arroz bañado en aceite(de concón no tenía nada) y realmente un sabor muy intenso a pastilla de maggi.

Como los platos ya no fueron de nuestro gusto directamente no pedimos ni postre, ni café, decidimos que mejor que lo tomábamos en otro sitio viendo la maravilla de cocina de esa noche.

Además de que la comida no es para echar cohetes para el alto precio que se paga, el servicio se vé de lejos que no son profesionales… los camareros perdidos por las mesas, cada vez que agarraban una copa para llevar a una mesa rompían dos, andaban por la sala así como no sé que hacer, ni sé lo que tengo que hacer… pero tampoco estaban pendientes de si tu bebida se acababa o si tu mesa cojeaba o si un cubierto se caía al suelo…

Otra cosa importante a tener en cuenta, si vas con personas mayores o con alguna minusvalía o niños creo que este no es tu sitio ya que los aseos está en una planta superior y sólo se puede acceder a ellos por unas escaleras abiertas al comedor bastante incómodas para subir o bajar.

Y si además te pasa como a mí que vas pensando en que Bachata Rosa es el restaurante de Juan Luis Guerra,… entonces como es súper chulo porque está decorado con alguno guiños a sus discos y a su carrera… inmediatamente te viene a la mente… cenaré con música de fondo Juan Luis Guerra jajaja pues NO! música POP de los 80 así como os lo cuento! si pensábais en que el ambiente es tipo merengue , bachata o dominicano aquí eso no lo tendréis, por lo menos en toda la cena yo no escuché ni una sola canción de Juan Luis Guerra.

Está claro que para llevar un negocio de hostelería hace falta ser profesional, no valen las publicidades, ni el buen marketing que le puedas hacer, si lo principal, que es comer bien y estar a gusto no se consigue cada día.

Espero os gustase el post de hoy ! darme un like en el video y seguirme también en youtube… se acercan novedades!!

 

sígueme en :

INSTAGRAM 

PINTEREST

YOUTUBE

FACEBOOK