Tres margaritas


Agárrate a la silla y no te sueltes, lo que te voy a contar es demasiado alucinante-dice sin dejar de sonreir. Mabel no sabía nunca como reaccionar con esta mujer, simpre le dejaba en ascuas. Se le notaba de lejos sus dotes artísticas, con  esa facilidad natural que tenía de contar las cosas mas vulgares y convertirlas en una película de acción en sólo unos segundos.
Mabel ya estaba acostumbrada a que cuando se juntaba con Pepa toda la atención y las miradas del lugar se las llevase ella. Tenía esa luz especial que sólo las estrellas consiguen, esa forma de caminar, esa forma de expresarse y esos gestos exagerados pero que en ella eran tan sensuales, todo en Pepa era tan divino… era tan, Pepa!

Entre ellas había nacido una bonita amistad a pesar de la diferencia de edad. Pepa había llegado a Punta Cana buscado tranquilidad y anonimato, pero eso era una misión imposible porque era inevitable no fijarse en ella.

Adivina quien está de regreso- eso podía ser una pregunta con trampa o una noticia bomba, viniendo de ella.
-pues no sé… quien?- Mabel, nerviosa, estaba deseando que la sorprendiese.

Nereyda! Nereyda está de regreso! Al fin ha mandado a ese estúpido a la mierda y se vuelve a casa- era inevitable, que todo el salón se quedase en silencio. Pepa como siempre había subido tanto el tono que todo el mundo la escuchaba con atención, como si esperasen a que siguiese hablando y enterarse de la historia de Nereyda.
Porque a todo y esto, Nereyda tenía historia, historia para contar por tomos y llenar una enciclopedia… tenía historia pasada , historia presente e historia para rato jejeje.
Ostras, si? Y cuando llega? -pregunta alucinada- apenas fué el viernes que hablé con ella por skipe y no me dijo nada, que estaba en España y poco más.
Pues eso es lo mejor… es que ya esta aquí, llegó anoche, no es genial?- dice, dando una pequeñas palmadidas con las manos, expresando su entusiasmo.
-Pues sí es genial, nos faltaba la alegría del grupo. Sólo espero que haberlo dejado con Darío no le traiga demasiadas consecuencias .
-Yujuuuu, chicas!!! llegué yo, el alma de la fiesta.- ahí estaba, entrando triunfal por la puerta,como si de un gradiador romano se tratase, altiva, estirada, sonriente y estupenda, como siempre.
No me lo puedo creer,como lo has hecho? Qué haces de vuelta?- le pregunta Mabel, que aún no se le había pasado la cara de asombro.
-Camarero sírvanos tres margaritas,que vamos a celebrar mi vuelta- grita emocionada.
-No, margarita no, yo quiero café que no he desayunado todavía-le espeta Pepa.
Hija que aguafiestas- le dice entre risas…-pues nada traiganos tres margaritas con un café para ésta haber si se despierta!- le suelta al camarero a la vez que le guiña un ojo.
Gregor, el camarero, se fué rápidamente esbozando una sonrisilla pícara , cuando se alejaba hacia la barra  ya estaba acostumbrado a los comentarios sinvergüenzas de Nereyda.
Es que contigo no se puede! Cómo que llegaste ayer? Cómo es que no me contaste nada? Es cierto que dejaste a Dario?
-Stop! Bella dama , vayamos por partes, que acabo de llegar y ya me está extresando con tanta pregunta. Primero se bebe y después se habla- dice riéndose a carcajadas.
Bueno, lo de estas chicas es de todo menos normal, cuando tendría que estar rota, llorando y sintiéndose culpable por haber roto un matrimonio de casi diez años, ahí estaba … feliz de la vida, esperando que le trajesen una margarita que se bebería de un sólo trago .
Salud para mí, chicas!-dijo alzando la copa.
Después de tomarse la copa sin ni siquiera respirar, la apartó a un lado para dejar espacio libre sobre la mesa. Cuando Nereyda tenia algo muy importante que contar gesticulaba mucho y para evitar un accidente no deseado con tan bella copa, lo mejor era dejarla a un lado.
Agarró una servilleta y se limpió la boca tranquilamente con unos suaves golpecitos.
-por dios suéltalo ya! me estás matando con la incógnita -le gritó Pepa.
-de verdad que sois unas cotillas de primer grado. Pues poco que contar , encontré al estupido de Sergio con una pelandrusca en la cama “de mi casa” y lo mandé a freir espárragos, sin más.
Sin mas? Pero tú estás medio mal.. y te fuiste asi sin más, agarraste el primer vuelo y te plantas aquí como si nada.-Mabel no salía de su asombro.
Quíen era la tipa? La conocemos? – Pregunta intrigada Pepa
Pepaaaa-le riñe Mabel dándole un codazo.
No, si no me molesta, además tiene razón, si la conocéis jajaa- Nereida comenzó a reirse, con una risa de esas histéricas y contagiosas con las que nadie puede parar de reir.
Cuando al fin Mabel pudo respirar y coger aliento dice- y quien es?
No es tan fácil querida la historia viene de largo, y jamas te imaginarías a quien se estaba follando este infeliz .
Infeliz? Algo me he perdido yo en estos meses…
Pues claro querida, debes de ser más observadora, te lo digo siempre.
En esto Nereyda agarró la segunda copa de margarita antes de comenzar con el relato de la infidelidad de su adorado esposo.

Has llegado tarde a la novela? Aquí te dejo los capítulos anteriores MUJERES DESBORDADAS EN PUNTA CANA

 2019- ⒸMIVIDAENPUNTACANA, todos los derechos reservados, así como la reproducción total o parcial de este sitio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s